Comunidad indígena de Chihuahua consigue restitución de tierras al ejecutarse una sentencia en su favor con apoyo de la fuerza pública



·         El pueblo rarámuri de Baqueachi informa que el día de hoy, acompañado por la defensora de derechos humanos Estela Ángeles Mondragón testificarán la ejecución de la sentencia.

·         Sentencia histórica en favor de un pueblo indígena para que sea restituido en sus derechos.

·         Se reconoce la trascendencia del fallo judicial del Tribunal Unitario Agrario del Distrito Número Cinco, así como su enfoque de derechos humanos.

El día de hoy, 17 de enero, se ejecutará la sentencia que el Tribunal Unitario Agrario del Distrito número Cinco, con sede en la ciudad de Chihuahua, dictó en favor del ejido BAQUEACHI, municipio de Carichí el 30 de octubre del año 2015. Esta resolución judicial se ha logrado gracias a la incansable labor de la defensora Estela Ángeles Mondragón, quien en múltiples ocasiones ha sido amenazada por su asesoría al pueblo rarámuri de Baqueachi, lo que ha significado ganar 32 sentencias que restituyen los derechos de este pueblo.
Este logro para el Ejido de Baqueachi se da a pesar de no contar con los suficientes recursos económicos, de las continuas amenazas y agravios de los invasores, y el alto costo de la vida de nuestro defensor Ernesto Rábago Martínez que fue cruelmente asesinado.
Así es que el día de hoy por fin se ejecutará -con el apoyo de la fuerza pública- la sentencia que dictó el Tribunal Unitario Agrario del Distrito Número Cinco, misma que es ya firme e inatacable, y condena a Luis Armando Olivas Muñoz a que desocupe y entregue en favor del ejido BAQUEACHI, municipio de Carichí, Chihuahua las superficies que detenta por encontrarse dentro de las tierras que pertenecen a la comunidad, con todos sus usos y accesiones que allí se encuentren, toda vez que no tiene derecho a usufructuar tales terrenos cuya titularidad le corresponde a los Baquéachi; además se le condena al desalojo del ganado que tenga pastando dentro de la superficie invadida. Por tanto se reconoce a los legítimos y verdaderos dueños del territorio: la comunidad indígena de BAKEACHI.
 Con esta alegría les compartimos este logro, agradeciendo de corazón a:
          Onorúame (al Dios que es Padre) que nos ha enviado gente de bien y nos da fuerza en el corazón para seguir cuidando el territorio.
          A las autoridades indígenas que han trabajado sin descanso en este proceso, tanto a los que hoy nos acompañan como a los que ya se fueron.
          A las autoridades de los tribunales que han sido justos y sabios al dar su sentencia basados en la verdad, la justicia y el derecho.
          A quienes han apoyado esta lucha donde quiera que estén.
Información adicional
v             Desde tiempos inmemoriales nuestra comunidad indígena rarámuri ha trabajado con mucho amor y decisión por cuidar y defender el territorio. Hace 89 años que nos dotaron de 44,784-00-00 (cuarenta y cuatro mil setecientas ochenta y cuatro)hectáreas, ya como ejido seguimos esta defensa y este cuidado.
v  Durante más de 80 años hemos tenido diversas invasiones que han empobrecido nuestra tierra: los invasores metieron ganado que se ha ido acabando los pastizales, nuestra agua; se habían apoderado de nuestras mejores tierras de siembra, se ha fragilizado nuestra paz comunitaria.


¡WARU MATETERA BA!  
 (MUCHAS GRACIAS)

¿Quieres donar?

México es un país que adolece de justicia social y en el que aún hay un amplio camino por recorrer para garantizar los derechos humanos para todas las personas. Nuestro trabajo es medular en la exigencia de verdad, justicia y reparación. Continuar con esta causa es una labor que no puede cesar y hacerlo requiere de solidaridad y apoyo. Si deseas contribuir a nuestra causa, puedes realizar tu donativo a través de PayPal.

Hacer una donación

Contáctanos

Durante la pandemia por COVID-19, te asesoramos de forma remota en los celulares: (614) 132.91.04 & (614) 255.03.05, de lunes a viernes de 8:00 a 14:00 hrs. (CUU)



    Av. Juárez 4107-B Col. Centro, Chihuahua, Chih., México, C.P. 31000

    Teléfono: (614) 415 41 52