Posicionamiento del Movimiento de Mujeres en la Reunión Informativa por la Defensa y la Dignidad del Pueblo de Chihuahua


Como vocera del Movimiento de Mujeres de Chihuahua, les extiendo un saludo caluroso en este domingo tan significativo para Chihuahua.

Rosa Luxemburgo escribió que “Ser humanos significa arrojar alegremente toda nuestra vida en las escalas del destino cuando sea necesario”, convencidas de que así es, esta mañana nosotras atendemos el llamado de la urgencia.

Para comenzar con nuestra participación, queremos compartir la siguiente premisa:

Como sociedad chihuahuense, enfrentamos múltiples problemas, todos pueden distinguirse por su complejidad y su agudeza, cada uno puede verse como una hidra de múltiples cabezas, todas distintas, furiosas, potentes.

Respecto a estos problemas, hay dos perversiones que se hacen patentes sobre todo en épocas electorales:

1. Que tienen solución de corto plazo.
2. Que pueden ser resueltos por la voluntad de una sola persona.

¿Qué solución fácil, de corto plazo, podría haber para problemas estructurales, culturales; enraizados hasta lo más profundo de nuestra sociedad?

Como mujeres organizadas desde hace más de 20 años, podemos dar cuenta de esto: Hemos luchado de forma contundente y constante en contra de la violencia hacia las mujeres. Saben, como ya lo sabe mucha gente, que tenemos la ley de nuestro lado, todo un marco jurídico internacional, nacional y local que nos respalda. Aún así no hemos logrado erradicarla por completo, permanece, sigue atentando contra la libertad y la seguridad de las mujeres, las sigue matando.

Así son los problemas complejos, no solo ocurren en eventos aislados, no pueden ser “cosas de una vez”, sino que su eco se hace estridente entre la población, recorre los más profundos intersticios de la sociedad y del momento histórico en el que ocurren. Y en su reiteración reproducen un mensaje peligroso: que es normal que ocurran, que “así es”.

Como Movimiento de Mujeres, nos sentimos comprometidas a tomar una postura. No podemos ser tibias frente a una situación que ha impactado tan negativamente a la población chihuahuense como la corrupción. Y este impacto negativo no tuvo suficiente con los escandalosos desvíos de dinero que han ocurrido y que, estamos seguras, son la punta del iceberg de muchos más; sino que se perpetua ahora en la forma de castigo económico para todo el estado de Chihuahua ¿Así de amenazados se ven los corruptos que ni siquiera la época electoral les inhibe de acciones deleznables como ésta?

El Movimiento de Mujeres es un movimiento feminista, y los feminismos son, en esencia, honestos. Las mujeres promovemos una forma otra de hacer política, una que es honesta, de frente. Actuamos de acuerdo a ella y, por supuesto, apoyamos a quien así lo lleva a cabo.

Sin embargo, entendemos este apoyo no como un discurso de una vez, como ahora; sino como un compromiso de unas a uno (de nosotras a usted); y de uno a unas (de usted con nosotras). No concederemos jamás espacio para mesianismos, y lo repetimos para todas las personas aquí reunidas: Un solo hombre, una sola mujer, por más inteligente y capaz que sea, no podrá jamás transformar una sociedad completa. Lo que aquí se necesita es colectividad, una ciudadanía a la altura de las circunstancias, que sepa enfrentarse a la vorágine multifacética y penetradísima que es la corrupción en Chihuahua.

Necesitamos hombres y mujeres comprometidas con su erradicación, con su detección y con la valentía suficiente para denunciarla y seguir hasta las últimas consecuencias. El pueblo de Chihuahua tiene sobre sí, los ojos esperanzados de un país completo, pero también los ojos incrédulos que por primera vez en la historia presencia algo como esto: un seguimiento puntual, a través de causas penales, a quienes han lacerado el patrimonio que es de todos y todas las chihuahuenses.

En usted, Javier Corral Jurado, vemos sobre todo a un provocador. Usted nos provoca a reunirnos ahora para poner un alto categórico a la corrupción.

Así pues, provocadas, reivindicamos nuestro compromiso con un Chihuahua libre de corrupción, con un Chihuahua valiente que puede enfrentar a los actores locales infames que saquearon sus finanzas, y a los actores que pudieran verse relacionados del exangüe gobierno federal presente.

Provocadas, decimos #JusticiaParaChihuahua.

¿Quieres donar?

México es un país que adolece de justicia social y en el que aún hay un amplio camino por recorrer para garantizar los derechos humanos para todas las personas. Nuestro trabajo es medular en la exigencia de verdad, justicia y reparación. Continuar con esta causa es una labor que no puede cesar y hacerlo requiere de solidaridad y apoyo. Si deseas contribuir a nuestra causa, puedes realizar tu donativo a través de PayPal.

Hacer una donación

Contáctanos

Durante la pandemia por COVID-19, te asesoramos de forma remota en los celulares: (614) 132.91.04 & (614) 255.03.05, de lunes a viernes de 8:00 a 14:00 hrs. (CUU)



    Av. Juárez 4107-B Col. Centro, Chihuahua, Chih., México, C.P. 31000

    Teléfono: (614) 415 41 52