POSICIONAMIENTO A 10 AÑOS DEL ASESINATO DEL DEFENSOR DE DERECHOS HUMANOS ERNESTO RÁBAGO MARTÍNEZ

Chihuahua, Chih., a 2 de marzo de 2020. El 1 de marzo de 2010 fue cobardemente asesinado Ernesto Rábago Martínez, defensor de derechos humanos que dedicó su vida al acompañamiento de los Pueblos Indígenas de Baquéachi, Huahuachérare, Chinéach y Bakuséachí; en su digna lucha por la defensa de su territorio ancestral.
En Chihuahua (como en el resto del país), las comunidades indígenas tienen que defender la tierra que les ha pertenecido históricamente, de invasores que ilegalmente buscan apropiarse de su territorio a través de la imposición de la violencia y el terror. Todo esto ante un gobierno que ha sido incapaz de protegerles de forma oportuna, suficientes, efectiva y adecuada.
La muerte de Ernesto Rábago es una consecuencia directa de su trabajo a favor de las comunidades indígenas. Su asesinato ocurrió después de una serie de amenazas graves hacia él y su compañera, la licenciada Estela Ángeles Mondragón, luego del incendio de su despacho con bombas molotov y justo 15 días después de un atentado a su familia. Todo esto vinculado con la defensa legal del Ejido Baquéachi que Ernesto realizaba junto a su compañera Estela.
Hoy estamos aquí para conmemorar la vida y lucha de Ernesto y de las comunidades indígenas pero, sobre todo, estamos aquí porque ha pasado una década desde el homicidio del defensor de derechos humanos y el caso se mantiene en total impunidad: las autoridades no han esclarecido su asesinato, no existe ningún avance significativo dentro de la investigación y ningún culpable ha sido castigado.
No sólo eso, sino que hoy en día la situación de riesgo de Estela Ángeles Mondragón permanece y se incrementa, a partir de una campaña de desprestigio y criminalización emprendida en su contra por grupos con intereses poco claros que buscan aprovecharse de las comunidades indígenas.
El Estado mexicano, tiene la obligación de proteger a todas las personas defensoras de derechos humanos y de sancionar adecuadamente los delitos cometidos en su contra.
Por todo lo anterior, las comunidades de Baquéachi, Chinéachi y Bakuséachi, las organizaciones de la sociedad civil y personas defensoras de derechos humanos, demandamos:

A LA FISCALÍA GENERAL DEL ESTADO: Justicia para Ernesto Rábago, sanción a los culpables y adecuada reparación del daño causado a nivel familiar y comunitario.
AL GOBIERNO DEL ESTADO DE CHIHUAHUA Y AL GOBIERNO FEDERAL: Que el Estado garantice que las personas defensoras de derechos humanos podamos ejercer nuestra labor en condiciones de seguridad.
A LA FISCALÍA GENERAL DEL ESTADO Y AL DIPUTADO MIGUEL ÁNGEL COLUNGA MARTÍNEZ: El cese a la campaña de criminalización en contra de Estela Ángeles Mondragón y otros integrantes de la comunidad.
A TODO EL ESTADO MEXICANO: Que los derechos de los pueblos indígenas sean verdaderamente promovidos, protegidos, respetados y garantizados por el Estado mexicano; principalmente el de la seguridad jurídica sobre su territorio y recursos naturales.

¿Quieres donar?

México es un país que adolece de justicia social y en el que aún hay un amplio camino por recorrer para garantizar los derechos humanos para todas las personas. Nuestro trabajo es medular en la exigencia de verdad, justicia y reparación. Continuar con esta causa es una labor que no puede cesar y hacerlo requiere de solidaridad y apoyo. Si deseas contribuir a nuestra causa, puedes realizar tu donativo a través de PayPal.

Hacer una donación

Contáctanos

Durante la pandemia por COVID-19, te asesoramos de forma remota en los celulares: (614) 132.91.04 & (614) 255.03.05, de lunes a viernes de 8:00 a 14:00 hrs. (CUU)



    Av. Juárez 4107-B Col. Centro, Chihuahua, Chih., México, C.P. 31000

    Teléfono: (614) 415 41 52